blog

03-09-2015
Volver a comer bien después de las vacaciones
+info


01-07-2015
Jamón cocido reducido en sal y Pavo reducido en sal Casa Boix
+info





síguenos en

Facebook    Youtube



Català · Castellano · English



© 2012 Casa Boix S.A.

Productos alimentación artesanos | Productos alimentación naturales | Productos alimentación

En Casa Boix nos empleamos a fondo para que nuestros productos alimentación naturales sean elaborados de la forma más artesanal y tradicional posible.

Seleccionamos las mejores carnes para hacer los mejores productos alimentación artesanos, perfectos siempre para sorprender a los amantes de los buenos productos alimentación.

Como resultado obtenemos unos productos alimentación naturales de perfecta calidad que siempre gustan a todos, ya que nuestros productos alimentación no contienen gluten ni lactosa, de modo que nuestros productos alimentación artesanos son perfectos para reuniones de familiares o amigos.

Todo el proceso que conlleva a los productos alimentación artesanos pasa por nuestra supervisión para ofrecer la mayor calidad que unos productos cárnicos puedan tener.

Recomendamos nuestros productos alimentación naturales por su calidad inigualable y sabor únicos de entre todos los tipos de productos alimentación.

Elegir unos productos alimentación de calidad es elegir unos productos alimentación de Casa Boix.


Artículos de interés relacionados con Productos alimentación artesanos | Productos alimentación naturales | Productos alimentación

Productos alimentación: tendencias para 2013-2014

En octubre de 2012 tuve la oportunidad de asistir al evento por excelencia de la industria de productos alimentación y bebidas: SIAL PARIS, que resultó positivo para las empresas nicaragüenses del sector de los productos alimentación y de bebidas en términos de negocios, pero que reveló una serie de retos en cuanto a la capacidad que presentan nuestros empresarios para ofrecer al consumidor lo que realmente necesita.

Compartiré con ustedes un poco de la sicología del consumidor, qué desean comer y cuáles serán los principales criterios a la hora de comprar productos alimentación; anotaciones interesantes obtenidas durante la presentación del estudio "Future Food", elaborado por la firma internacional XTC.

Tendencia 1. Buscar el precio más bajo entre ciertos productos alimentación es un criterio común en casi el 50% de los consumidores, especialmente en países como los europeos y aún más generalizado como el caso de China, donde buscan cómo ahorrar en la compra de todos sus productos alimentación.

Debemos pensar en "compradores inteligentes" en vez de compradores de "bajo-presupuesto". Paquetes familiares, adaptación de empaques para consumo diario, diseños ingeniosos, entre otros pueden ser una opción para los consumidores.

Tendencia 2. El 80% de los consumidores europeos y asiáticos, y un poco menos del 55% de los consumidores en Estados Unidos, toman en cuenta la "simplicidad" de los alimentos como el primer criterio a la hora de comprar.

Los consumidores buscan un empaque y etiquetado con información y datos fácilmente identificables y comprensibles, y en términos de nutrición esta simplicidad implica que los productos alimentación contengan los ingredientes estrictamente necesarios.

Tendencia 3. Seis de cada diez consumidores en el mundo prefieren que los productos alimentación tengan menos colorantes, preservantes y que sean más naturales.

Nueve de cada 10 consumidores demandan productos alimentación que respeten los recursos naturales. Esta tendencia va más allá de la corriente que fomenta los productos alimentación orgánicos.

El consumidor quiere que sus productos alimentación sean sanos y ambientalmente amigables pero que conserven su sabor original, sus temporadas de producción y sus ingredientes.

Tendencia 4. Se estima que para el 2050 el planeta estará poblado por personas mayores de 60 años. Esta situación demanda que los productos alimentación y en especial sus formas de presentación y empaques sean adaptados a estos segmentos de mercado, donde prevalecen factores como la salud, el horizonte de vida y la facilidad en la manipulación.

Tendencia 5. Lo bajo en precio que resultan los productos alimentación "hechos en casa", el marcado interés de los consumidores por el control de su nutrición y salud y un creciente interés por sus propias creaciones culinarias, son tres exigencias de los consumidores.

La industria de productos alimentación debe encontrar un balance entre los productos alimentación "listo-para-comer" y los productos alimentación básicos, que dejan al consumidor toda la responsabilidad de su alimentación.

Las alternativas son productos alimentación intermedios que transiten --de hecho para mí-- hacia "ayúdame a preparar". A todo esto subyace la confianza del consumidor por la calidad de los productos alimentación que compra y come.

Según el estudio, el 84% de los consumidores en el mundo tienen plena o bastante confianza. Esto deja un gap interesante de consumidores cuyas demandas deben ser analizadas y atendidas para ganar su confianza, lo que significa que la industria de los productos alimentación tiene el gran reto de que ese 84% se mantenga.

Doce son los elementos que construyen esa confianza: 1) ingredientes de los productos alimentación; 2) el origen de los productos alimentación; 3) la información contenida en el empaque o etiqueta; 4) la apariencia de los productos alimentación; 5) el lugar donde se compran los productos alimentación; 6) los sellos de calidad; 7) la marca; 8) la información sobre los productos alimentación; 9) el precio; 10) el hecho de que sea orgánicamente producido; 11) la opinión de otros consumidores; y 12) el empaque.

Todo esto conforma los nuevos factores de competitividad que nuestros empresarios deben enfrentar para una internacionalización exitosa: calidad, diseño de los productos alimentación, mercadeo, trazabilidad, desarrollo de marca.

Fuente: http://www.elnuevodiario.com.ni


Coge tu carrito, nos vamos de compra

Hoy quiero que me acompañeis a comprar productos alimentación. Sentada en la encimera de la cocina doy vueltas al menú de la semana. Confeccionar la lista de la compra es una práctica que vamos perdiendo poco a poco. Los tiempos que corren y el ritmo frenético que llevamos hacen que nuestra alimentación sea un poco fruto del azar. Por ello os recomiendo este sistema, así mataremos varios pájaros de un tiro. Por un lado conseguiremos una dieta más equilibrada, no nos dejaremos atrás ningún productos alimentación necesario y sobre todo evitaremos que nuestra mente nos juegue una mala pasada dejando que corra por los pasillos del supermercado escogiendo productos alimentación ricos en calorías y cargados de azúcar.

Una vez realizada la lista vamos al cometido. Pasando por los pasillos frigoríficos, aparte de traerte el abrigo por el frío que hace aquí siempre, debemos elegir productos alimentación frescos y naturales. Verduras, hortalizas y frutas del tiempo nos aseguran el aporte de antioxidantes y vitaminas necesarios. Aquí me paro, he de reconocer que soy una auténtica fanática del gazpacho, me vuelve loca. Pero recuerda, un zumo no sustituye a una fruta entera ni un preparado de verduras a una ensalada o verduras al vapor. Con esto quiero decir que evito en la medida de lo posible todo productos alimentación envasado.

Los productos alimentación preparados tienen conservantes, mucha sal y calorías, y por lo general no son muy nutritivos, contienen mucha grasa hidrogenada, y esas son las que contribuyen al aumento del colesterol malo. Cruzamos la estantería y nos encontramos con los lácteos. Leches desnatadas sin lactosa y yogures destanados además de la leche de soja rica en proteínas no pueden faltar en mi casa. En el apartado de las bebidas intento evitar refrescos y zumos con alto contenido en azúcares.

Muy atentas a las estrategias de marketing que utilizan los supermercados y grandes almacenes. Están pensados para que caigamos en la tentación de comprar productos alimentación que no necesitamos y que por norma general son los más perjudiciales para nuestra salud. Por ello debemos desconfiar de muchas promociones y ofertas en determinados productos alimentación, pues están enfocadas a llamar nuestra atención y hacer que compremos unos productos alimentación que quizá no necesitemos.

Acudir a comprar sin hambre es otro punto a tener en cuenta, el hambre es el mayor enemigo que podemos tener a la hora de comprar ya que puede hacernos cambiar nuestra idea frente a los productos alimentación, haciendo que nos decantemos por los más calóricos. Esto es debido a que la glucosa en sangre disminuye a medida que el ayuno es más prolongado, lo que induce a tener apetencia por este tipo de productos alimentación. El hambre puede hacer que nos desviemos de nuestro objetivo de adquirir productos alimentación saludables. Por ello es necesario que acudamos al supermercado después de haber comido para así centrarnos solo en aquellos productos alimentación que son los que vamos a necesitar.

Por último, hay una nueva tendencia que es comprar productos alimentación por internet pero tengo que deciros que no soy partidaria de este tipo de servicios. Prefiero estar presente en todo lo que es referente a la alimentación de los míos. No quiero decir que este servicio no sea efectivo ya que las tendencias tecnológicas nos obligan a avanzar, y los números no engañan. Un estudio nos indica que las compras de productos alimentación por internet a supermercados ha crecido hasta un 25 %, pero en este caso yo me caigo de ese estudio porque nadie sabrá hacer la compra como tú.

Fuente: http://blog.hola.com


La Cámara pide que los excedentes de productos alimentación se aprovechen

El Parlamento de Navarra ha aprobado hoy una proposición de Ley que, por unanimidad de los grupos, pide la elaboración de un Código para un mejor uso de residuos de productos alimentación, para que las personas con menos recursos puedan aprovechar lo que en buen estado se considera excedente de productos alimentación en algunos establecimientos.

La proposición de Ley insta al Gobierno foral a elaborar antes del 12 de diciembre de 2013 un Código de Buenas Prácticas de la distribución sobre los excedentes de productos alimentación, con la participación de todos los agentes implicados.

Se trata de "mejorar la eficiencia de los procesos para reducir los excedentes de productos alimentación aptos para el consumo pero no para la comercialización; y establecer mecanismos para que los excedentes de estos productos alimentación sean entregados a organizaciones sociales y distribuidos entre las personas con más necesidades".

Además, se pretende "contribuir a concienciar a toda la cadena, desde productores de productos alimentación a consumidores, de la necesidad de realizar un consumo responsable y de reducir el derroche de productos alimentación".

Por ello, se insta a que el Gobierno de Navarra, de forma coordinada con los servicios sociales locales, adopte las medidas necesarias para garantizar a todas las personas y familias sin recursos los productos alimentación básicos suficientes para su normal desarrollo, en su caso a través de servicios de distribución de productos alimentación procedentes de los excedentes de productos alimentación.

En cuanto a los comercios, se pide modificar la Ley de Comercio para instar a los comerciantes minoristas a adoptar las "medidas precisas para minimizar los residuos generados por su actividad y para darles un tratamiento correcto", y en particular, en el caso de residuos de productos alimentación, se les recomienda "separar los productos alimentación que resulten aprovechables y entregarlos a Bancos de Alimentos y otros organismos análogos".

En su defensa, Txema Mauleón (I-E) ha glosado los productos alimentación que sobran, tanto en comercios como en establecimientos de restauración, hospitales y otros lugares, lo que contrasta con las 120.000 personas que Caritas calcula que en Navarra están en situación de riesgo de pobreza.

"Los datos de pobreza y exclusión social son alarmantes", de forma que en el año 2012 "hasta 37.000 personas se acogieron a ayudas en forma de productos alimentación en Navarra", ha subrayado Mauleón.

En defensa de las tres enmiendas del PPN, Amaya Zarranz ha considerado el objetivo de la iniciativa "altamente loable", aunque sus enmiendas corrigen que "se han quedado cortos a la hora de acometerla".

Así, ha propuesto que el Gobierno foral coordine con la Red de Entidades Asistenciales que trabajan con el Banco de Alimentos y otros organismos análogos adoptar medidas que garanticen a todos los ciudadanos sin recursos el acceso a productos alimentación básicos suficientes.

En el resto de los grupos, sus portavoces se han mostrado de acuerdo con la iniciativa y con las enmiendas que "la mejoran".

Fuente: http://www.diariodenavarra.es

< Volver