Welcome to Delicate template
Header
Just another WordPress site
Header
Just another WordPress site
Header

¿Bajo en sal o reducido en sal?

Sentirse ligero es sentirse bien. Para ello, es necesario que cuidemos nuestra alimentación, no sólo en ingestas de grasa, si no también, en el consumo de sal. Con esta premisa, en Casa Boix hemos elaborado una gama de jamón cocido y pavo con un 50% menos de sal, conservando el sabor original de nuestros productos y el sistema de elaboración artesanal que nos caracteriza. Unos productos de alta calidad gastronómica perfectamente compatibles con una dieta baja en calorías y cardiosaludable.

pavo-reducido-sal

No es lo mismo bajo en sal que reducido en sal

En los productos cárnicos bajos en sal básicamente lo que se hace es sustituir la sal común (cloruro de sodio) por cloruro potásico. Hay que pensar que el sodio es precisamente lo que provoca la tan temida hipertensión. El problema de utilizar cloruro potásico es que da mal sabor, lo que obliga a usar aditivos para enmascararlo.

Sin embargo, un jamón o pavo reducidos en sal como los que elaboramos en Casa Boix de forma artesanal, nos permiten disminuir la ingesta de sal sin renunciar a su gusto característico. De hecho, la Unión Europea es defensora de los productos reducidos en sal y considera que lo son cuando llevan menos de un 25% del contenido medio del mercado. En este sentido, en Casa Boix hemos conseguido mantener el mismo sabor con el 50% menos de sal, algo que nos diferencia del resto de productos de la misma gama. La mayoría de jamones cocidos y pavos del mercado llevan 22 gr de sal/Kg, especialmente los productos más industriales. En cambio, la línea de cocidos reducidos en sal Casa Boix contiene sólo 9 gr/Kg.

Tus aliados para la retención de líquidos y la dieta

La retención de líquidos es la gran enemiga en muchas dietas. Siempre pensamos en los Kg que adelgazamos, pero también hay que pensar en el volumen. Además, la retención de líquidos puede hacer que engordes hasta 2 Kg de un día para otro. Uno de los consejos fundamentales para combatirla es disminuir notablemente la ingesta de sal. Por este motivo, contar con la opción de un jamón cocido o pavo reducidos en sal te ayudará a mantener a raya la retención de líquidos. Además, estos productos de Casa Boix son bajos en grasas, con lo que los hacen muy compatibles con una dieta baja en calorías.

Una dieta cardiosaludable

La OMS afirma que el 80 % de los infartos de miocardio son prevenibles y que 23,3 millones de personas podrían morir por enfermedad cardiovascular en 2030. Con estas cifras, ¿todavía tienes dudas de lo importante que es cuidar de tu corazón?

Hacer ejercicio diario, reducir el estrés, no fumar, reducir el consumo de alcohol, mantener una dieta equilibrada y disminuir el consumo de sal son pautas que debemos seguir para mantener en forma nuestra salud cardiovascular.

En una alimentación en la que se controle el consumo de sal estamos preveniendo el riesgo de problemas cardiovasculares, como el derrame cerebral o los infartos de miocardio. La Fundación Española del Corazón nos da buenos consejos al respecto.

Sin sal no quiere decir insípido y aburrido

pavo-reducido-en-sal-casa-boix

Cuando el médico nos dice que tenemos que reducir el consumo de sal por riesgo de enfermedad cardiovascular o cuando estamos haciendo dieta para adelgazar, lo primero que piensas es que tu comida va a ser aburrida y sin sabor. Uno de los motivos por los cuales nos sentimos especialmente orgullosos en Casa Boix es que, además de ser saludables, nuestro jamón cocido y pavo reducidos en sal continúan siendo muy sabrosos para poder disfrutar de la buena gastronomía.

El truco muchas veces está en saber combinar diferentes alimentos para sacar el máximo partido a su sabor. Desde Casa Boix te proponemos para este verano que te animes con alguna de nuestras recetas. Puedes probar con una apetitosa ensalada o con este original aperitivo de virutas de jamón cocido Casa Boix reducido en sal. Dos opciones, entre otras muchas, fáciles de hacer, ligeras y sanas.

¡Qué aproveche!